martes, 8 de marzo de 2011

Ventajas e inconvenientes de las situaciones de conflicto

En los dos posts anteriores he empezado a introducir el tema del conflicto.

Un nivel moderado de conflicto puede traer algunas pequeñas ventajas. Entre ellas podemos encontrar:
  • Se estimula la competitividad
  • Sitúa a las personas en cuestión en un nivel de alerta que permite una mayor atención, efectividad, etc.
  • Da lugar a que los miembros del equipo manifiesten su opinión, puesto que no están en una situación cómoda y sienten que deben aportar su punto de vista, para que el conflicto no les perjudique excesivamente.

Además si el grupo que estamos considerando aprende a gestionar el conflicto, será un buen equipo para:
  • Estar abierto a otros puntos de vista
  • Reconocer la aportación de otras perspectivas
  • Abordar cuestiones específicas puesto que sabrán afrontar la toma de decisiones, la ejecución de planes de acción,
  • etc.

Sin embargo, un nivel elevado de conflicto puede tener consecuencias muy negativas.
  • Aumento del estrés, la hostilidad, la tensión, la irascibilidad, la actitud negativa, tanto de los individuos como el grupo.
  • Disminución de la motivación de las personas involucradas y del resto del equipo.
  • Deterioro de las relaciones interpersonales del grupo.
  • Creación de "bandos" en el grupo, rotura de la cohesión del equipo.
  • Disminución de la eficacia y el rendimiento tanto individual como del equipo.
  • Incremento de la preocupación individual por sus objetivos personales y abandono de los objetivos del equipo.
  • Amenaza sobre la supervivencia del grupo.
Es por ello que el conflicto, que siempre se percibe desde el punto de vista negativo, puede tener sus ventajas en situaciones de conflicto moderado, tanto en intensidad como en el tiempo.
Pero eso no quita que sea necesario abordar y facilitar la resolución de conflictos en cuanto se aprecia que pueden tener consecuencias negativas.

1 comentario: