sábado, 22 de enero de 2011

¿Son los managers quienes tienen que proponer las soluciones?

¿Cómo resuelvo este problema? ¿Que puedo hacer para...? Preguntas típicas que se le plantean a un manager.

Os devuelvo otra pregunta: ¿Qué debemos hacer en estos casos?

Si somos un manager orientado a dar soluciones, es posible que no nos demos cuenta de este tipo de preguntas y que las intentamos resolver hasta que el número de ellas nos desborde. Pero lo que en realidad no estamos viendo es que:
  1. Nos estamos haciendo dueños de los problemas de los demas. Quizás es buen momento para que revisemos el post sobre delegación que escribí hace unos días.
  2. Estamos evitando que la persona que nos trae esas preguntas evolucione.

Obviamnte en función de quién sea la persona del equipo que traiga ese tipo de preguntas deberemos actuar de una forma u otra. Por ejemplo:
  1. Orientaremos a una persona que no cuente con mucha experiencia, y en ese caso haremos la labor de mentoring para que vaya adquieriendo ese conocimiento necesario en la evolución profesional (y personal) de cada persona.
  2. Ayudaremos a que aproveche el conocimiento que ya ha obtenido y le seguiremos orientando, y en ese caso deberemos actuar como su coach.
  3. Daremos autoridad y empowerment a una persona que ya tiene los conocimientos suficientes pero por algún motivo no se siente "cómodo" para tomar decisiones. En este caso debemos ofrecer ese apoyo y un diálogo importante pero debemos intentar que la persona sea quien tome las decisiones.
  4. Respaldaremos las decisiones que tome, cuando se trate de una persona con los conociemiento y ell empowerment necesarios para que tome las decisiones. En este caso, en el que hemos delegado ese tipo de actividad en la persona en cuestión lo que tenemos que ofrecer es respaldo si ya ha tomado la decisión, o bien orientarle si consideramos que no es la adecuada.

Lo importante es que esté en el estado en el que esté de su evolución, debemos orientar a las personas a que no se acerquen a sus manager solo con los problemas, sino que también traigan pensadas propuestas de solución. Es mejor acercarse con propuestas de solución, aunque no sean las mejores, que no llevar nada. Eso significará que por lo menos la persona ha meditado sobre el problema que tiene y no lo ha escalado directamente.

Obviamente, nos podemos encontrar con personas que no tengan intención de tomar decisiones, e incluso con personas que enmascaran su falta de interés por buscar una solución, y en ese caso se respaldarán en argumentos del tipo "las decisiones las toma el manager", "yo solo ejecuto las acciones que me propones", etc. Si nos encontramos ante esta situación, tenemos un largo recorrido con esa persona para que evolucione, asuma su responsabilidad para proponer soluciones y sobretodo que acepte ese empowerment que nosotros le estamos ofreciendo.

Y no debemos olvidar que si nos encargamos de todas las tomas de decisiones, no estamos actuando ni como buenos líderes ni como buenos managers y estaremos dedicando un tiempo que es necesario para otras actividades que realmente la compañía ha delegado en nosotros, incluida nuestra propia evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario