martes, 18 de enero de 2011

Tres razones para no delegar

Hace unos días recibí un tip de Harvard Business Review resumiendo un post de Whitney Johnson en el que hace referencia a tres razones para no delegar. He decidido incluir los conceptos en este blog, porque me parecieron muy acertados y además complementan un post anterior sobre delegación.

Parece que la tendencia indica que hay que delegar tanto como sea posible, porque ayuda a que tus colaboradores se desarrollen y deja tiempo al manager para poder dedicarse a otras tareas que le permitan tener una perspectiva global. Pero en algunos casos, no es conveniente traspasar la tarea o proyecto. Las tres razones que Whitney Johnason determinan que no hay que hacer ese traspaso son las siguientes.
  1. Falta de claridad. Si no puedes explicar de forma precisa la tarea o el problema a resolver o cómo se debe proceder, no lo deleges. Encárgate de clarificar todo lo que sea necesario antes de compartirlo con otra persona.
  2. Cuando necesitas adquirir la competencia asociada. Es muy importante conseguir que las personas de tu equipo se desarrollen, pero también lo es que tu mismo lo hagas. No delegues aquellas tareas que contribuyan de forma significativa a tu propia evolución.
  3. Cuando el proyecto o tarea tiene mucho en juego. En ocasiones eres tu mismo la mejor persona para llevar a cabo esa tarea, no porque lo vayas a hacer más rápido o mejor, sino porque el proyecto es demasiado importante para traspasárselo a otros.

Os dejo el enlace al post de Whitney Johnson
http://blogs.hbr.org/johnson/2010/12/three-reasons-you-shouldnt-del.html

Yo personalmente creo que hay que añadir una cuarta razón: Si has gestionado tu personalmente la tarea, no debes delegarla cuando está a medias a no ser que la persona en quien delegues haya estado activamente involucrada desde el principio, puesto que puedes conseguir desmotivar completamente a la persona a la que le asignas la tarea, cuando ya no puede hacer el recorrido completo que le permita desarrollarse sino que es simplemente una ejecución o como se diría coloquialmente "un marrón".

No hay comentarios:

Publicar un comentario